6 consejos a tener en cuanta cuando lideramos equipos que crean software.

A continuación os dejo con un post que escribí en su momento en el blog de Kabel Sistemas de Información compañía en la que trabajo y desempeño mi carrera profesional.

Siguiendo la estela del post 6 consejos a tener en cuenta cuando escribimos software, hoy vamos  a ver algunos aspectos que se dan en los equipos encargados de generar software que tenemos que tratar de evitar.

El código no es ni tuyo ni mío, es nuestro.

Una frase típica en los equipos de software es “mi código funciona”. El código no es tuyo, es del equipo, es nuestro. Siente el código que ha desarrollado otra persona del equipo como tuyo, esto, te va a obligar a involucrarte más en el desarrollo y ser más crítico con nuestro trabajo.

En mi equipo funciona.

El software que desarrollamos no funciona hasta que está desplegado en los entornos de producción y vemos que funciona. Eso de “en mi equipo funciona” es un error. Tenemos que asumir que nuestro código falla, y una vez refactorizado y muy probado, podemos tener la seguridad de que funcionara ok, pero no te lo creas hasta que no lo veas.

Cuantas veces te has encontrado con este caso. Muchas. Aprende de los errores y asume que el entorno de desarrollo no es el mismo que el de producción, que los servidores no van a estar siempre configurados de la misma forma y que aunque no lo queramos, pueden aparecen sorpresas a última hora.

Despliega el software que estas creando de forma asidua en un entorno exactamente igual que el de producción y no te encontraras con estas sorpresas de última hora, que implica cambios a fuego en ficheros de configuración o trabajos a deshoras de la noche.

Los equipos grandes son inversamente proporcionales a la productividad.

Cuanto más grande es un equipo menos productividad tiene el mismo.

Cuanto más grande es un equipo más obligado te vas a ver a realizar tareas de documentación, revisión de código, gestión de tareas, gestión del equipo, etc.

Evítalo.

Si el proyecto es muy grande, crea equipos más pequeños con tareas concretas. Delega funciones. Verás cómo la gente está deseando involucrarse en tareas que de otra forma tendría que realizar el jefe de proyecto / arquitecto y cuanta más gente, más trabajo y sobrecarga para esta persona.

5 equipos de 4 – 5 personas y un jefe de equipo van a ser mucho más productivos y eficientes que 1 equipo de 30 personas.

Interfaces de usuario y perfiles muy “juniors”.

Es un clásico, a menudo se desprecian las interfaces de usuario y se ponen a las personas con menos experiencia a implementarlas.

ERROR GRAVÍSIMO.

La pieza más compleja de toda aplicación, es la que le permite la comunicación hombre-máquina.

Pon ahí a gente con experiencia, profesionales que entiendan que están haciendo, que tengan gusto por el detalle y las cosas bien hechas y sobre todo que le den la importancia que tiene.

La tecnología es un medio no un fin.

La tecnología es el medio que nos va a permitir desarrollar ideas o resolver problemas y tenemos que usarla para eso.

En muchas ocasiones, cuando estas desarrollando software nos olvidamos de esto perdiendo el foco de las tareas que tenemos que realizar, para crear plataformas tecnológicas que se apartan la “idea” inicial que pretenden resolver.

Los mejores han de estar en tu equipo.

Rodéate de los mejores. Busca buenos profesionales. Gente que haya puesto aplicaciones en producción. Es complicado, pero existen muy buenos profesionales con gusto por lo que hacen, búscalos e incorpóralos al equipo de desarrollo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s